Jugar a videojuegos es una actividad positiva para la actividad cognitiva y para el desarrollo de habilidades y destrezas fundamentales para las personas mayores

Origen: Los videojuegos reducen el deterioro cognitivo asociado a la edad