Los cambios que produce el envejecimiento afectan a la marcha, al equilibrio y al control neuromuscular, principales causas que favorecen las caídas

Origen: Un 70% de las caídas de personas mayores provoca fracturas o esguinces