La práctica de hábitos saludables disminuye considerablemente el riesgo de polifarmacia, de visitas frecuentes a la atención primaria y de hospitalización

Origen: Los hábitos saludables reducen el riesgo de polifarmacia