a través de “¿Quién dice que las personas mayores no disfruten de encuentros eróticos?”, Pablo Cantero