a través de Las redes sociales e Internet pueden proteger y mejorar la salud mental de los adultos