Luigui Vidal Rivas
La existencia humana es una existencia ligada a la naturaleza, pero a su vez existe la cultura y con ello el arte que trasciende lo puramente biológico o natural, el ser humano gracias al conocimiento científico, la mejora notable en la medicina, los avances en nutrición y otros aspectos, aspira a una mayor longevidad y calidad de vida y lucha contra los efectos del envejecimiento, que si bien es inevitable, puede ser conducido exitosamente, con un sano estilo de vida, conociendo las variables que intervienen en el proceso de envejecer, estar enfermo no es normal en ninguna edad, la enfermedad es prevenible tanto como la vulnerabilidad,
El deseo de vivir más y mejor es un deseo natural del ser humano y por tanto también evitar efectos negativos del envejecimiento, la persona quiere verse diferente, más juvenil, se cuida y quiere expresarse con libertad, quiere ser ella misma, se puede maquillar tatuar, poner pelucas lo que quiera, porque el ser humano trasciende la naturaleza y quiere ser lo que pueda ser, eso no es edadismo, edadismo es discriminación y prejuicios que afectan a las personas.
Está claro y hay pruebas de ello, de que la parte exterior de nosotros, la piel. Los ojos y el cabello se deterioran más por estar expuestos, mientras nuestros huesos músculos y órganos internos está bien preservados y eso se aprecia en los niveles de funcionalidad, en las pruebas físicas y cardiovasculares además de otros análisis y estudios, por tanto muchas personas con razón dicen sentirse jóvenes, ya que ellos observan la funcionalidad y salud de otros, de su misma edad, e inevitablemente comparan, esto no es edadismo, es simplemente realidad, de que no todos envejecemos igual, en parte genética, pero principalmente por la tarea propia de envejecer, tal como vivimos, envejecemos.
De ello se deduce la edad biológica que tiene más valor que la cronológica, aunque algunos lo nieguen, si una persona de 60 puede alcanzar estándares de uno de 30 este hombre, este hombre es más joven que otros de su misma edad, los casos comprobados de mejoras en la fortaleza de la salud, la agilidad mental durante el proceso de envejecer y otros crecimientos notables, sin embargo estamos más preocupados en la vulnerabilidad y no en las fortalezas. Tal vez estudiando estos casos podríamos mejorar en la calidad del envejecer y trabajar en una nueva longevidad, personas que mantienen el mismo estado atlético de hace 30 años, confunden a los parametrados del concepto de envejecer como decaída y deterioro.
Nuestra actitud ante la vida, el optimismo, la motivación ayuda al mantenimiento de las fortalezas, ya que conduce al mejor envejecimiento, muchos males que se dan en la adultez mayor son males que venimos forjando desde etapas anteriores de la vida.
Yo creo que el ser humano tiene derecho a expresarse libremente y verse como quiera, aunque ante todo debemos hacer bien la tarea de envejecer, con actividad física, buena alimentación, nada de vicios, leyendo, escribiendo, bailando, haciendo arte en la vida y arte de nuestra vida.70706930_1343753745786999_3470183496125775872_o (1)